Por José Carlos Díez

Partner de LUA

@josecdiez

LinkedIn: josé-carlos-díez

Pocas veces podemos disponer de una serie tan atractiva para analizar como la que puedes observar en el gráfico posterior. Agradecer al historiador Leandro de la Escosura que ha hecho posible esta delicia tan útil. Es la tasa de crecimiento del PIB por periodos desde 1850 y explica la evolución del crecimiento de la productividad en España. Como nos ha enseñado el premio Nobel de economía Paul Krugman, la productividad no lo es todo en economía pero a largo plazo es casi todo. 

evolucion de la productividad en españa

Fuente gráfico: voxeu.org

Evolución de la productividad en España desde 1850

Siglo XIX: el crecimiento de la productividad en España fue mediocre.

Nuestra país registró varias guerras civiles para defender su colonias. Eso provocó fuertes déficits públicos y crisis de deuda públicas repetidas que provocaron depresiones sistémicas.

Los felices años veinte: crecimiento próximo al 4% anual.

Coincidiendo con fuerte crecimiento de la economía mundial y un intenso plan de inversión pública y modernización, registramos un crecimiento próximo al 4% anual.

Desde 1929 hasta 1959: ¿cómo logramos crecimientos explosivos próximos al 6% anual?

La Gran Depresión y la Guerra Civil fue desastrosa en términos de muertos, sociales y políticos y también económicos.

En la postguerra la economía crecía pero con muy poca inversión y aportación de capital, y se tardó casi tres décadas en recuperar la productividad de finales los años veinte.

El acuerdo con EEUU en 1953 para poner las bases militares en España saca a nuestro país del grupo de países no alineados y perdedores de la guerra que seguía teniendo una dictadura fascista. Versionando la realpolitik de Kissinger “Franco era un miserable pero ya era nuestro miserable”.

En 1954 llegó a España una misión del FMI y Banco Mundial y elaboraron un plan de estabilización: desmontar la planificación económica, apertura del comercio exterior y fin de la autarquía y política monetaria para tener la inflación y una divisa estable. 

El plan se ejecutó en 1959 coincidiendo con la visita de Eisenhower a Madrid. España demostró que era una economía muy agradecida y, desde entonces, siempre que ha tenido estabilidad, ha crecido y creado empleo.

La despoblación y la urbanización empezó entonces con el éxodo rural. Esos trabajadores tenían una productividad mínima en sus pueblos trabajando en el campo y llegaban a las ciudades con la industria y los servicios multiplicando su productividad. Eso es la barra azul de la variable PTF y que explica los crecimientos explosivos próximos al 6% anual.

España necesita urgente una regulación del mercado de trabajo del siglo XXI que acabe con esta maldición. La actual está inspirada en la aprobada por Franco en 1939, extremadamente rígida y anacrónica.

El crecimiento de la PTF y de la eficiencia continuó durante los años ochenta hasta nuestra incorporación a la Unión Europea

Un periodo muy intenso y exitoso de reformas institucionales que sentaron las bases de la economía actual.

El crecimiento del salario medio se ha multiplicado por cinco veces desde 1960 y hemos pasado de la misma distancia de renta por habitante que ahora tiene Bulgaria con Francia y Alemania a converger y acercarnos, aunque aún nos queda camino para llegar.

Desde 1980 el crecimiento ha sido inferior y más propio de un país desarrollado. Pero con dos características particulares con el resto de países desarrollados:

  • Fuerte volatilidad del empleo
  • Baja intensidad tecnológica de nuestra producción.

La volatilidad del empleo explica el bajo crecimiento de la productividad durante la burbuja inmobiliaria entre 1998 y 2008 y el fuerte aumento entre 2009 y 2013.

El empleo crecía similar al capital durante la burbuja y por eso la productividad apenas aumentó. Pero cuando pinchó la burbuja se destruyó empleo masivamente y aumentó la productividad con fuerza pero también aumentaba la tasa de paro y la pobreza.

España necesita urgente una regulación del mercado de trabajo del siglo XXI que acabe con esta maldición. La actual está inspirada en la aprobada por Franco en 1939, extremadamente rígida y anacrónica.

España se ha alejado del nivel de productividad de otras economías más desarrolladas como la europea

Observa el gráfico de abajo

Autor gráfico: Joaquín Maudos del IVIE

Igual de urgente es revertir la caída de la productividad total de los factores PTF

Tal y como se observa en el gráfico anterior de Joaquín Maudos del IVIE, con datos del Conference Board.

Para ello, además de una nueva regulación del mercado de trabajo, hace falta estabilidad social e institucional y un entorno más favorable a la inversión.

Paulina Beato, en su artículo sobre productividad empresarial lo dejó muy claro:

“Los aumentos de productividad que vayan acompañados de aumentos de empleo tendrán un gran impacto en el bienestar de una sociedad.”

La ventaja es que hay una nueva generación de empresarios que son innovadores. Ahora falta capital, que es lo que vamos a aportar en LUAfund y ejecutar con éxito la conquista de mercados fuera de nuestra querida España.

Como diría Paul Krugman… 

Sin productividad habrá desempleo, precariedad y pobreza. Con productividad España volverá a progresar, habrá más empleo, mejores salarios y será sostenible el estado de bienestar.

Hagamos que suceda.  

Lo mejor está por llegar...

Lo mejor está por llegar...

 

Y lo tendrás en tu e-mail. Opinión, análisis, artículos, tendencias, noticias e invitaciones a eventos exclusivos. Apúntate y, Make it happen!

¡Genial! Suscripción hecha ;-)